Baloncesto Atapuerca

Vive el deporte con nosotros
Tipos de faltas en baloncesto

Tipos de faltas en baloncesto

El baloncesto es un deporte de contacto, y por su dinámica existe mucha fricción entre el atacante y el defensor. Este constante contacto físico hace que sea muy complicado determinar si hay falta o no, y quien la realiza. El trabajo de los árbitros sin lugar a dudas es muy complejo, pero también determinante dentro del juego.

Este problema de las faltas también se traslada al espectador que muchas veces desconoce quién ha cometido dicha falta. Es por ello, que para tratar de aportar un poco de luz al asunto, nos proponemos explicar que tipos de faltas existen en el baloncesto.

A grandes rasgos podemos decir que existen 3 tipos de falta en este deporte: Faltas personales, Faltas técnicas y faltas antideportivas. Si un jugador  5 faltas hace personales, quedará fuera del partido. Mientras que el límite para las faltas técnicas o antideportivas es de 2 antes de quedar fuera de juego.

Faltas personales

Las faltas personales son las infracciones típicas que se dan en el juego y se puede definir como el contacto ilegal entre dos oponentes. Pueden darse al intentar robar el balón y hacer contacto con el oponente. Por ello la falta con el cuerpo que se produce en los rebotes y un jugador tira su peso encima de otro. En otro caso la falta de tiro, cuando se genera contacto al tirar y la falta de carga que consiste en empujar, cargar, hacer zancadillas o retener a un jugador contrario.

Estas faltas se consideran defensivas pues las cometen los jugadores del equipo que no está en posesión del balón. Las faltas ofensivas en cambio son aquellas cometidas por los jugadores del equipo que tiene el balón y suelen darse en situaciones de bloqueo, o cuando el jugador en posesión del balón genera contacto con un defensor que está en un posición fija sin moverse.

Penalización ante las faltas personales

Si se ha realizado la falta en el momento del tiro y el atacante ha encestado, la penalización es un lanzamiento de un tiro libre. Si la falta se ha realizado dentro de la zona y no se ha encestado, entonces la sanción son 2 tiros libres. Pero si la falta se ha realizado cuando el atacante lanzaba un triple y no lo ha conseguido, entonces la penalidad es de 3 tiros libres.

Si la falta no se da en ninguna de estas situaciones entonces es saque de banda.

Faltas técnicas

Las faltas técnicas son, en su mayoría, causadas por conductas o expresiones inapropiadas ya sea hacia otros jugadores, árbitros o incluso cuerpo técnico y jugadores en el banquillo.

Pueden ser de carácter conductual como desobedecer las advertencias del árbitro, utilizar lenguaje irrespetuoso o gesticular de manera inapropiada, o tocar irrespetuosamente a los árbitros, jugadores, técnicos o jueces.

Pero también pueden ser de carácter administrativo como molestar a un adversario o impedir su visión agitando las manos cerca de sus ojos, retrasar el juego tocando el balón después de que éste atraviese la canasta o evitando que un saque se realice con rapidez, simular una falta, colgarse del aro de forma exagerada o tocar el balón antes de que este llegue al aro ante el tiro de un oponente.

La falta técnica se marca con el silbato y juntando las manos en forma de “T”. Eso se anota en una plantilla indicando el jugador, minuto de juego y número de tiros libres.

Faltas antideportivas

Las faltas antideportivas son los contactos físicos desmedidos que se dan en perjuicio del jugador atacante o defensor y que carece de un esfuerzo legítimo de jugar directamente el balón dentro del espíritu de juego, como por ejemplo, contacto excesivo y violento causado sobre un oponente, ya sea para jugar el balón o para detener la progresión del equipo atacante.

Si la falta se da en una situación de lanzamiento, el jugador deberá lanzar 3 tiros libres, y su equipo mantendrá la posesión del balón. En caso que no sea situación de tiro, el jugador lanzará 2 tiros libres y su equipo se queda con la posesión del balón.

Si la falta antideportiva es muy grave, el árbitro puede adicionalmente expulsar al jugador sin importar si acumula otras faltas.